Wilson Castro

29-12-1972

Coordinador del partido Primero Justicia en el estado Bolívar. Su nombre saltó a la palestra nacional luego de que el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, lo acusara de ser paramilitar y responsabilizarlo de un plan conspirativo en Guayana que incluyó, a su juicio, los saqueos a comercios en San Félix a finales de julio de 2015. El presidente Nicolás Maduro secundó la acusación durante un acto en Guayana, en el que lo incriminó por haber “huido” a Colombia al ser descubierto.
Siempre de militancia opositora, Castro fue diputado del Consejo Legislativo del Estado Bolívar (CLEB) y candidato a la Alcaldía de Caroní electo en las primarias del 12 de febrero de 2012 de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).
En 2013 defendió públicamente al empresario Yamal Mustafá, imputado por el Ministerio Público por peculado doloso propio y concertación de funcionario público con contratista. Para entonces hablaba de la buena fe del empresario ligado al gobernador del estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez (PSUV), y cuestionó la denuncia del dirigente de La Causa R y diputado de la comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, Andrés Velásquez, gracias a la cual se hace pública la investigación. Esto lo llevó a que su nombre estuviese asociado con supuestos “infiltrados” del gobierno regional dentro de la MUD.
Wilson Castro nació en Colombia, pero se nacionalizó venezolano. Vivió su infancia, juventud y parte de su vida adulta en el barrio Los Monos, Puerto Ordaz, Ciudad Guayana. Está casado con la modelo, animadora y locutora de radio Lusmairyn Figuera, actual presentadora del programa televisivo Vitrina, transmitido por Televen.

Perfil

Preguntar por Wilson Castro en Guayana y encontrar quién lo conozca, probablemente generaría más interrogantes que respuestas. Al menos ese era el panorama hasta el 5 de agosto de 2015, cuando el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, lo acusó no solo de ser un “paramilitar colombiano”, sino de ser el autor intelectual de la ola de saqueos ocurrida en San Félix, Ciudad Guayana, el 31 de julio de ese mismo año.

Pero Castro, si bien no gozaba del pleno reconocimiento de los guayaneses, al menos se granjeó un nombre en la política local.

El dirigente nació en Colombia, pero se nacionalizó venezolano. Vivió su infancia, juventud y parte de su vida adulta en el barrio Los Monos de Puerto Ordaz. Está casado con la modelo, animadora y locutora de radio, Lusmairyn Figuera, actual presentadora del programa Vitrina, transmitido por Televen.

Tiene cuatro hijos de un matrimonio anterior. Sus allegados lo ven como un hombre sectario, jactancioso y autoritario en algunos casos.

Su cargo más conocido es el de coordinador de Primero Justicia en el estado Bolívar, el cual ostenta desde el 3 de marzo de 2014. Antes había sido diputado del Consejo Legislativo del estado Bolívar (CLEB) para el período 2008-2012, electo como quinto y último candidato por voto lista y respaldado con el 13% de las papeletas (49.440 sufragios) que le proveyeron las tarjetas: Proyecto Venezuela, Primero Justicia, Electores de Bolívar, Movimiento 100, Podemos, Solidaridad Independiente, Bandera Roja, Gente de Guayana, Fuerza Popular, Pensamiento Nacional, Unión Republicana Democrática (URD), Movimiento al Socialismo (MAS), Piensa en Democracia (Piedra) y Unidad Democrática.

Su paso por el órgano legislativo estuvo marcado por numerosas ausencias y supuestos nexos con el gobernador del estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez. En entrevista a Correo del Caroní a principios de 2012, Castro adujo que si faltaba constantemente a las sesiones del CLEB era porque la mayoría de los diputados eran de la facción oficialista, y todo lo que propusiera la bancada de oposición –representada por él y la diputada Nelly Frederick– lo rechazaban sin más.

Durante ese período se le conoció poca actividad política. Eran esporádicas sus apariciones en la prensa entre 2008 y 2010, periodo en el que destaca su denuncia por la pérdida de 500 mil dólares diarios en CVG Ferrominera Orinoco por 12 buques fondeados en el puerto de Boca Grande en el río Orinoco.

Sus apariciones en la prensa aumentaron en 2011, una vez que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) abre el abanico para la postulación de candidatos para sus primarias, pautadas para el 12 de febrero de 2012, cuando la coalición opositora escogería a sus abanderados para los comicios presidenciales, de gobernadores y alcaldes.

Es entonces cuando Primero Justicia, en alianza nacional con La Causa R, lanza a sus candidatos en todo el país. ¿El escogido por los aurinegros para disputarse la candidatura a la Alcaldía del municipio Caroní? Wilson Castro. Desde entonces su aparición mediática, acompañada por Henrique Capriles como compañero de fórmula para las primarias presidenciales, despunta.

Heridas sin curar

La alianza de ambos partidos cristalizó sin fricciones en buena parte del territorio nacional, pero en esto, Bolívar fue una de las excepciones.

Aliarse con La Causa R en el estado era aliarse con Andrés Velásquez, diputado de la Asamblea Nacional, ex candidato presidencial, gobernador de Bolívar en dos oportunidades, y otras tantas, candidato al mismo cargo.

Las heridas de encuentros anteriores dieron muestra de no haber cicatrizado. Castro, como dirigente de Primero Justicia, y Velásquez, como candidato a la gobernación en 2008, tuvieron diferencias a partir del apoyo de los aurinegros a la candidatura de Antonio Rojas Suárez para las elecciones regionales.

Rojas Suárez, quien participó en la intentona golpista del 4 de febrero de 1992 comandada por Hugo Chávez contra Carlos Andrés Pérez, siguió como opción electoral paralela en Bolívar, lo que devino en la división de los votos y en el triunfo del oficialismo, encarnado en el general Francisco Rangel Gómez (PSUV).

En 2012, ambos candidatos se miraban con recelo. A Castro, como precandidato a la Alcaldía de Caroní, y Velásquez como su compañero de fórmula para la gobernación de Bolívar, solo se les veía juntos en actos políticos. La propaganda radiofónica de Castro para las primarias del 12 de febrero, lejos de incluir la triada candidata (Capriles a la Presidencia; Velásquez a la Gobernación de Bolívar; y Castro a la Alcaldía de Caroní), solo nombraba a Capriles y a sí mismo.

Castro alegó que no incluía a Velásquez en sus cuñas, pues no había “reciprocidad”. En una entrevista publicada por Correo del Caroní en 2012, se le preguntó por quién votaría en las primarias para la Gobernación de la entidad y respondió: “El voto es secreto”.

La pregunta sobre su intención de voto no solo buscaba conocer su simpatía o no con su compañero de fórmula, sino también con otro de sus amigos: Raúl Yusef, empresario y para ese entonces, también precandidato a la Gobernación del estado Bolívar.

Yusef, quien ya había militado en Primero Justicia, es conocido como empresario de la zona, ex propietario del equipo de fútbol profesional Mineros de Guayana, la compañía de servicio de televisión por suscripción Cable Network y productor agrícola. Pero también por su amistad con el gobernador del estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez. Ese nexo devino en una lluvia de críticas hacia el aspirante a gobernador, pero un año más tarde esas lluvias también salpicarían a Castro.

La “mafia del hierro”

En la investigación sobre la comercialización ilícita de mineral de hierro, realizada por la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) en 2013 y recogida en el expediente 47C-16.156-13, el coronel de la Dgcim, Juan Carlos Álvarez Dionisi, alias el Tiburón, reconoció haber recibido pago de sobornos por parte del entonces presidente de CVG Ferrominera Orinoco, Radwan Sabbagh, a cambio de no ser incluido en un supuesto expediente titulado “Mafia del Hierro”.

En sus declaraciones, tanto Álvarez Dionisi como Sabbagh hablaron de otros implicados en el caso, como el empresario Yamal Mustafá, quien prestó sus cuentas para movilizar 4 millones de dólares y 2 millones de bolívares a las cuentas del coronel en el exterior, bajo la misma presunta amenaza. El empresario y editor del diario Primicia fue imputado por peculado doloso propio y concertación de funcionario público con contratista.

El escándalo no tardó en repercutir en la MUD, pero con un giro inesperado. La coalición, lejos de pronunciarse como un bloque unificado en rechazo a los actos de corrupción en Guayana, se dividió con opiniones encontradas en repudio o defensa de Mustafá. El secretario ejecutivo de la MUD en el estado, Freddy Valera; la dirigente estadal de Acción Democrática, Nelly Frederick; el dirigente Raúl Yusef; el disidente de La Causa R, Luis Medina; el activista de Primero Justicia, Dick Souki; el presidente regional de Podemos, Carlos Rojas; y Wilson Castro figuraban no solo entre los defensores de Mustafá, sino en la lista de los detractores de Velásquez.

Esto aumentó las críticas contra Castro, especialmente luego de que en la fiesta aniversario del diario Primicia, propiedad de Mustafá, ambos aparecieran retratados juntos, y además, con el gobernador Rangel Gómez. No faltó quien bautizara al grupo de defensores de Mustafá como “la MUD de Rangel Gómez”.

En rueda de prensa publicada en Correo del Caroní en 2012, se le preguntó a Castro por esa relación con Mustafá, a lo que respondió que este era su amigo, que nada de ello influiría en su imagen y que, si lo volvían a invitar a reuniones de ese tipo, volvería a ir.

Mesa de la “desunión”

Las profundas querellas entre la Causa R y Primero Justicia se hicieron irreconciliables aún en reuniones de ambas cúpulas en Caracas. Entretanto, la credibilidad de “la MUD de Rangel Gómez” siguió erosionándose, lo que en suma condicionó la escogencia de los candidatos y las alianzas para las primarias parlamentarias.

El secreto a voces dentro de la MUD, al menos antes del escándalo de Mustafá, era que Wilson Castro ocuparía el primer puesto en la lista para las parlamentarias. Pero en 2015 el escenario ya era otro.

La credibilidad mermada de los defensores de Mustafá se vio reflejada en los resultados de las primarias, con la derrota de Yusef. En cadena, Primero Justicia, a quien correspondía el primer puesto en la lista, sacrificó a Castro y apeló a una figura externa y sin rechazo local para asegurar una curul en la AN, con lo cual nombran al diputado aspirante a la reelección, Ángel Medina.

Castro, condenado al ostracismo aún dentro de su propio partido, se enfoca en nuevos proyectos y viaja a Colombia en julio de 2015 para hacer un curso de formación política en Medellín y Antioquia, Colombia.

Una vez fuera, y aprovechando el nuevo capítulo de conflicto con Colombia, el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, lo relaciona con el paramilitarismo y lo acusa de “conspirar” contra el gobierno a través del saqueo de San Félix, que dejó como resultado un fallecido, más de 80 detenidos y cuatro comercios saqueados. El presidente Nicolás Maduro desde un acto del PSUV en Guayana en septiembre también lo acusó de ser un líder paramilitar y haber "huido" a Colombia al ser descubierto.

“Estamos tras la captura de toda su mafia que se ha dedicado a asaltar escuelas y liceos y desmantelarlas días antes de empezar las clases. Yo he dado instrucción al ministro de Interior y Justicia para ir tras la captura de todas las bandas que están asaltando escuelas”, afirmó según reseña del Correo del Caroní.

Desde Colombia, Castro respondió a las acusaciones de Cabello y del presidente de la República, Nicolás Maduro, no solo negando su vinculación con paramilitares e intentos de conspiración, sino ratificando su postura de denuncia y su versión de que, lo único que ha hecho, es acompañar el reclamo de la gente a través de su trabajo político y su programa de televisión: Primero Tú, un espacio televisivo de denuncia social y de marcada crítica al gobierno municipal, transmitido por el canal por suscripción Orinoco Televisión.

Se trata de un espacio pago en la televisora, lo que ha sido usado, entre otras realidades, como insumo para sus detractores dentro de la disidencia. Durante su campaña para la Alcaldía de Caroní en 2013, Castro descolló por su gran despliegue propagandístico, una van de traslado y perifoneo rotulada con su propaganda, sin contar el amplio centimetraje del que gozó en la mayoría de los medios del estado Bolívar: los mismos que editorialmente respaldaron a Mustafá y cargaron contra Velásquez por el caso Ferrominera.

Datos Básicos

Nombres
Wilson Ricardo
Apellido 1
Castro
Apellido 2
Ortiz
Nombre corto
Wilson Castro
Fecha de nacimiento
29-12-1972
País de Residencia
Venezuela

Cónyugue o pareja

es Casado con Lusmairyn Figuera Es Presente

Cercanos

De Julio Borges por Partido Político Primero Justicia Es Presente
De Antonio Rojas Suárez por Ideología Política MUD desde 2008Es Presente
De Yamal Mustafá por Clubes privados desde 2008Es Presente
De Raúl Yusef por Ideología Política MUD Es Presente
De Freddy Valera por Ideología Política MUD Es Presente
De Nelly Frederick por Ideología Política Consejo Legislativo del estado Bolívar (CLEB) desde 2008hasta 2012Es Pasado
De Dick Souki por Partido Político Primero Justicia Es Presente
De Carlos Rojas por Grupos de apoyo a campaña política MUD Es Presente
De Rachid Yasbek por Partido Político Primero Justicia Es Presente

Cargos Públicos

Diputado /a en Consejo Legislativo del estado Bolívar (CLEB) desde 2008hasta 2012Es Pasado

Partidos Políticos

Secretario/a general Bolívar de Primero Justicia desde 03-03-2014Es Presente
Miembro de partido político Primero Justicia de MUD desde 2014Es Presente

Cargos en Entidad Pública

Coordinador Primero Justicia - Bolívar en Poderopedia Bolívar Es Presente