Didalco Bolívar

Integrante de la Comisión preliminar del Comité de Postulaciones Electorales (CPE), designado el 19 de enero por la AN/6D.
Segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional instalada el 5 de enero de 2021 por el chavismo. Diputado ganador por voto lista nacional en las cuestionadas parlamentarias del 6 de diciembre de 2020, de acuerdo con datos del Consejo Nacional Electoral (CNE). Presidente encargado de la Sociedad Nacional de Garantías Recíprocas para la Mediana y Pequeña Industria (Sogampi), dado a conocer el 28 de octubre de 2016 en Gaceta 41.019. Se postuló como candidato por el partido Podemos, abanderado por el Gran Polo Patriótico -alianza de organizaciones políticas alineadas con el partido de gobierno-, por el estado Aragua, en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre de 2015. Fue elegido como gobernador de Aragua en 1995 y continuó en el cargo por cuatro periodos consecutivos hasta 2008. Al año siguiente, el juzgado 2° de Control de Aragua solicitó a la Interpol emitir una orden de captura en su contra por presuntos delitos de corrupción, sustracción de dinero y mal uso de los recursos públicos durante su mandato regional, casos denunciados por su sucesor, Rafael Isea. Se fugó del país, anunció su regreso en 2011 y denunció entonces a Ismael García, también líder de Podemos, de presuntos actos de corrupción. El 31 de agosto de ese año fue detenido en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía “Simón Bolívar” por parte del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). Tras 15 días privado de libertad, fue liberado con medida cautelar de presentación. Ante las disputas internas del partido Podemos, el Tribunal Supremo de Justicia decidió en junio de 2012 nombrar a Bolívar como presidente de la organización. En agosto de 2014 fue ratificado en la presidencia del partido, según declaraciones del vicepresidente de la tolda política, Gerson Pérez. En noviembre de 2014 fue expulsado de Podemos, según la presidenta del tribunal Disciplinario y Ético del partido, Iris Palma, por denuncias en su contra relacionadas con violaciones de derechos humanos y corrupción. Pero en junio de 2015 el TSJ falló nuevamente a su favor: determinó una estructura provisional del partido -hasta la sentencia del caso-, con Bolívar como presidente de la organización.