Grupo de Lima

El Grupo de Lima es un bloque o instancia conformada por países de América que se originó en 2017 para monitorear la situación de Venezuela, contribuir a dar una resolución a la crisis que atraviesa dicho país y restaurar el orden democrático de forma pacífica y consensuada. Este ente multilateral nació a partir de la Declaración de Lima firmada en la capital peruana el 8 de agosto de 2017.

Perfil

Algunas de las premisas planteadas en la Declaración son: “La condena a la ruptura del orden democrático en Venezuela durante el gobierno de Nicolás Maduro; el no reconocimiento a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) ni  a sus actos por considerarlos ilegítimos; el respaldo a la Asamblea Nacional por considerar que fue electa de forma democrática; la condena a la violación sistemática de los Derechos Humanos y las libertades fundamentales, a la violencia, la represión y la persecución política, la existencia de presos políticos y la falta de elecciones libres bajo observación internacional independiente, entre otras”.

Ese manifiesto se dio en el marco de una reunión multilateral en la que participaron inicialmente 12 países del continente americano: Canadá, México, Guatemala, Costa Rica, Honduras, Panamá, Colombia, Brasil, Perú, Chile, Argentina y Paraguay. A este encuentro también asistieron Estados Unidos, Jamaica, Granada y Barbados, pero estos Estados no se adhirieron a la instancia aunque la nación estadounidense se mantiene en un estatus de colaborador externo. Santa Lucía y Guyana, se sumaron más tarde y el Grupo llegó a 14 miembros.

Los antecedentes del Grupo de Lima hay que buscarlos en la Organización de Estados Americanos (OEA), organismo hemisférico que ha debatido en reiteradas oportunidades sobre la crisis venezolana. La no aprobación de la aplicación de la Carta Democrática Interamericana, sobre todo por la negativa de los países del Caribe, que cobró fuerza en el seno de la OEA durante el primer semestre de 2017, fue uno de los factores que impulsó la creación del Grupo en paralelo al ente americano.

El 20 de septiembre de 2017, reunidos en Nueva York, Estados Unidos, los países miembros del Grupo de Lima se reúnen por segunda vez y emiten una segunda Declaración para reafirmar el contenido del primer manifiesto. Esta vez algunos puntos planteados fueron: “la condena a la represión y persecución política en Venezuela, incluida la decisión de la Asamblea Nacional Constituyente de enjuiciar por ‘traición a la patria’ a líderes opositores; el reconocimiento a la contribución y coinciden con la preocupación del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos expresada en el informe ‘Violaciones y abusos de los derechos humanos en el contexto de las protestas en la República Bolivariana de Venezuela del 1 de abril al 31 de julio de 2017’; la reiteración de su voluntad de contribuir a crear, en coordinación con organismos internacionales y otros países, un canal de ayuda para atender la crisis humanitaria que aqueja al país, entre otros”.

Desde entonces, muchos son los pronunciamientos que ha hecho el Grupo de Lima sobre Venezuela. Su línea discursiva, en la mayoría de los casos, ha estado en defensa de la vía pacífica y la negociación como resolución de la situación. Por ejemplo, El 15 de septiembre de 2018 emitió un comunicado en el que  expresaba su “preocupación y rechazo ante cualquier curso de acción o declaración que implique una intervención militar en Venezuela”. El texto fue suscrito por Costa Rica, Chile, Argentina, Brasil, México,  Guatemala, Panamá, Honduras, Perú, Santa Lucía y Paraguay.

El 4 de febrero de 2019, durante una reunión del Grupo en Canadá, una representación de Venezuela enviada por el presidente interino, Juan Guaidó, fue aceptada como parte de la iniciativa. Julio Borges fue nombrado representante ante el Grupo que ahora tiene 15 miembros.

El 30 de abril de 2019 el Grupo de Lima se declara en sesión permanente tras el anuncio realizado por el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, de la fase final de la denominada “Operación Libertad”.

El 3 de mayo de 2019, durante una reunión en Perú, la instancia hizo un llamado al Grupo Internacional de Contacto y a Cuba para que se sumen a encontrar una solución conjunta a la crisis venezolana. Además, solicitaron a Rusia y Turquía “favorecer el proceso de transición democrática”.

Hasta mayo de 2019, el Grupo de Lima se ha reunido en trece oportunidades para hablar de la situación de Venezuela. El 17 de mayo de 2019 la instancia anunció que la XIV Reunión de  ministros de Relaciones Exteriores y de Coordinadores Nacionales del Grupo de Lima pautada para el 20 de mayo de 2019 en Guatemala se postergaría. Según un comunicado enviado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala, “los países decidieron posponer el encuentro a la espera de los resultados de la misión a nivel político que realizará el Grupo Internacional de Contacto y de la reunión entre representantes del Grupo de Lima y el Grupo Internacional de Contacto”.

El 6 de junio de 2019, tras una reunión de ministros en Guatemala, el Grupo de Lima emitió una declaración donde insta a la comunidad internacional a tomar acciones ante el “el creciente involucramiento del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro en distintas formas de corrupción, narcotráfico y delincuencia organizada transnacional”.

El 30 de junio de 2019 el Grupo de Lima condenó la muerte del militar venezolano, Rafael Acosta Arévalo, y pidió a la comunidad internacional, en especial a la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, actuar por el restablecimiento de los derechos de los venezolanos y la protección de su integridad.

El Grupo de Lima anunció que sostendrá una reunión sobre el tema de la crisis en Venezuela el 23 de julio de 2019 en Buenos Aires, Argentina.

El 14 de agosto de 2019 el Grupo de Lima rechazó la amenaza de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de convocar inconstitucionalmente a elecciones adelantadas para la Asamblea Nacional. “Cualquier amenaza proferida por la Asamblea Constituyente y/o el régimen ilegítimo de Maduro en contra de la Asamblea Nacional de Venezuela representa un abierto desafío a la democracia y a la Carta Democrática Interamericana” expresó el grupo en un comunicado reseñado por El Estímulo.

El 29 de agosto de 2019 el Grupo de Lima respaldó el nombramiento de Julio Borges como el comisionado presidencial para Asuntos Exteriores.

Datos Básicos

Tipo de Organizacion:
Casos
Razón Social:
Grupo de Lima
Nombre Fantasía:
Grupo de Lima
Fecha Fundación:
2017