Diputados de la Asamblea Nacional en la mira

0
321

La Asamblea Nacional es el epicentro del Poder Legislativo en Venezuela, no obstante, sus diputados no han quedado exentos de las medidas orquestadas desde el gobierno de Nicolás Maduro en conjunción con el Poder Judicial, representado en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) bajo la dirección del magistrado Maikel Moreno. Allanamientos de las inmunidades, exilios, arrestos, amenazas y agresiones, conforman el historial que desde 2015, año en el que la oposición ganó 112 de los 167 curules de la AN, se escribe en torno a los nombres de al menos 70 diputados  –más de un tercio del Parlamento-.

El 7 de mayo de 2019, el TSJ le revocó la inmunidad a  Henry Ramos Allup, Américo de Grazia, Luis Florido, Édgar Zambrano, Simón Calzadilla, Richard Blanco, Freddy Superlano, Juan Andrés Mejía, Mariela Magallanes y Sergio Vergara, arguyendo cargos, como “conspiración, rebelión o traición a la patria”. La cifra aumenta y la situación se agudiza cuando se constata que hay casos similares hasta de diputados suplentes.

Bajo arresto o en el exilio

El 8 de mayo de 2019, el primer vicepresidente de la AN, Edgar Zambrano, fue detenido por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), que se llevaron remolcada su camioneta hasta la sede el Helicoide. Días antes, el diputado Gilber Caro, quien ya había estado en prisión por causas políticas, también fue privado de libertad por funcionarios del Sebin.

Seis días después, el 14 de mayo de 2019, el TSJ emitió decisión en contra de cuatro diputados de la Asamblea Nacional. Ellos son: Carlos Paparoni, Miguel Pizarro, Franco Casella y Winston Flores. Con esta última sentencia, suman ya 14 los diputados acusados por el Tribunal.

El 12 de agosto de 2019 el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ordenó el enjuiciamiento de los diputados José Guerra, Tomás Guanipa y Juan Pablo García, por los presuntos delitos de “traición a la Patria, conspiración, instigación a la insurrección, rebelión civil, concierto para delinquir, usurpación de funciones; instigación pública a la desobediencia de las leyes  y el odio”.

No obstante, estos no son los únicos  casos, ya que el diputado Juan Requesens suma más de un año en prisión –tras haber sido señalado como presunto responsable de un atentado fallido en contra de Maduro- y su audiencia ha sido diferida al menos en ocho oportunidades.

Por su parte, los diputados Julio Borges, Gaby Arellano, José Manuel Olivares, Rosmit Mantilla, Dinorah Figuera, Sonia Medina, Ismael García, Germán Ferrer, cuyas inmunidades parlamentarias fueron allanadas por el gobierno de Maduro, permanecen en el exilio.

Encuentra en Poderopedia Venezuela los perfiles de los diputados.