Corpoelec, la empresa del Estado encargada de la electricidad del país

0
453

El primer apagón del ministro Brito Maestre 

La tarde del 22 de julio de 2019, cuando el reloj marcaba las 4:40 p.m, se produjo un nuevo apagón nacional que afectó al menos a 22 estados del país. Este hecho, que dejó a buena parte del país sin servicio eléctrico por al menos 10 horas, encuentra sus antecedentes cuatro meses atrás, cuando el ministerio de Energía era dirigido por Luis Motta Domínguez.

El 7 de marzo de 2019, a las 5:00 p.m., un apagón nacional dejó sin luz a 22 estados del país por al menos 80 horas. La falla, que para la fecha no se ha solucionado en su totalidad, se produjo en la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar (conocida como Guri). Tras el hecho, el ministro de Energía Eléctrica y presidente de Corpoelec, Luis Motta Domínguez, informó que la falla del servicio eléctrico era producto de un sabotaje y aseguró que en tres horas se restablecería la electricidad, sin embargo, no fue así.

Asimismo, de acuerdo con el ministro de Comunicación Jorge Rodríguez y la vicepresidenta de la República, Delcy Rodríguez, la falla se debió a un saboteo internacional que atacó el sistema cibernético y electromagnético de la hidroeléctrica.

No obstante, estas declaraciones fueron desmentidas por el secretario ejecutivo de la Federación de Trabajadores de la Industria Eléctrica de Venezuela, Alí Briceño, quien explicó que la electricidad del país depende en un 80% del Guri, y detalló que el problema se produjo en la línea de transmisión de la subestación eléctrica Malena, ubicada al norte del estado Bolívar. “La maleza había crecido de tal manera que se produjo un incendio de vegetación que hizo que salieran las tres líneas de 765 KW, dos por el calentamiento y la tercera por sobrecarga”, explicó Briceño, según reseñó El Nacional.

Esta tesis fue reiterada por el presidente de la Asociación Venezolana de Ingeniería Eléctrica, Mecánica y Profesiones Afines (Aviem), Winston Cabas, quien estimó que la recuperación del sistema eléctrico venezolano puede demorar entre cinco y seis días. Asimismo, explicó que el sobrecalentamiento y la sobrecarga que experimentaron las tres líneas sacaron del sincronismo a las centrales hidroeléctricas del Guri y de Caruachi. El ingeniero también aseveró que el sistema del control automatizado del Guri es analógico, por lo que no hay forma de que se acceda a él de forma digital.

Por su parte, de acuerdo a una reseña de Efecto Cocuyo, trabajadores de Corpoelec detallaron que en la actualidad “toda la energía que se genera en el país se consume”, por lo que es difícil que puedan garantizar un servicio eléctrico continuo.

Lee aquí el perfil completo de la empresa del Estado encargada de la electricidad del país, y que forma parte del especial 20 empresas, 20 ruinas.